fbpx
La política de CAMACHO es que todos los niños, independientemente de sus proporciones puedan ir debidamente uniformados.

Camacho nos enseña cómo tomar medidas a niños con tallaje especial

Diumenge, 25 Juny 2017 Written by
Rate this item
(5 votes)

Si a la hora de adquirir el uniforme los padres advierten que el niño o niña ha aumentado de manera considerable su volumen en pocos meses, ha pegado de manera repentina un gran estirón y los pantalones les quedan cortos o, por cualquier razón, su complexión física no se adapta al tallaje estandarizado, CAMACHO es de los pocos fabricantes de uniformes escolares en España con capacidad para confeccionar prendas especiales "a medida" adaptadas a todas las figuras. Pero ¿Cómo tomar correctamente las medidas a un niño o niña al que hay que crear “un traje a medida”?. Pocos comercios, padres o colegios saben qué hacer en estos casos por ello en este post te mostramos cómo tomar medidas cuando las proporciones de los niños no se adaptan a los cánones antropométricos establecidos para la población infantil y juvenil europea, a través del cual se rige CAMACHO para sacar el tallaje estándar de sus uniformes.

Es obvio que cada cuerpo es irregular, cada uno de nosotros tenemos diferentes proporciones y formas, pero a pesar de esto, existen rasgos comunes, ciertas constantes, mediante los cuales los fabricantes establecemos lo que llamamos escalado base, unas proporciones a partir de las cuales nacen todas las tallas de nuestros uniformes, desde la talla 2 (orientada a niños de 2-3 años aproximadamente) hasta la talla 28, concebida para niños que bien podrían ser jugadores de la NBA. Pero no todas las complexiones entran dentro de estos parámetros.

Nos lo cuenta, Lorena Camacho, adjunta a dirección de CAMACHO (empresa fabricante de uniformes escolares con más de 40 años de en el mercado nacional) :

“En CAMACHO amoldamos nuestros patronajes a las medidas antropométricas más recientes de los niños - desde los 2 hasta los 18 años - para que se ajusten con la mayor fidelidad posible a su altura, ancho de hombros, cintura, cuello, etc. Sin embargo, a pesar de este esfuerzo, aproximadamente un 0.8% de niños necesita uniformes con medidas especiales, en muchos casos, por problemas causados por la obesidad infantil.”

Cuanto debe medir hijo may11 pinterest.jpg.imgw.1280.1280

En casos así, y gracias a nuestra experiencia y profunda formación en técnicas de patronaje nacidas de la alta sastrería, tenemos capacidad para construir prendas a medida orientadas a niños con simetrías menos comunes.

Causas como la ya mencionada “obesidad infantil” hacen que muchos papás busquen tallas grandes que no concuerdan con el tallaje establecido o bien niños excesivamente altos y delgados, bajitos o que puedan tener alteraciones físicas causadas por alguna enfermedad o presenten otras singularidades distintas a las comunes. En estos casos, para CAMACHO es muy importante que todos los niños estén uniformados y no exista discriminación. Ningún niño tiene porque sentirse mal o diferente a los demás. Que los niños estén cómodos con su uniforme es esencial. Para ello somos especialistas en crear tallas adaptadas a cada niño y niña.

Y para que el equipo de patronistas de CAMACHO puedan crear un uniforme “a medida” adaptado a las peculiaridades física de cada alumno, es necesario saber cómo tomar esos volúmenes en el cuerpo de los niños, de modo que las proporciones obtenidas logren fabricar una prenda que quede perfecta en el cuerpo de esos alumnos más complejos.

Os dejamos un tutorial sobre: Cómo tomar medidas a niños con medidas especiales fuera de la media:

1. Necesitaremos un metro, lápiz y hojas a ser posible adhesivas.

2. Aprovechar para tomar las medidas momentos en los que los niños estén tranquilos. El niño/a tiene que estar en una posición natural, con las piernas juntas y ropa cómoda, y NO DEBE MOVERSE mientras se están tomando las medidas. Primero medimos su altura en una pared con los pies pegados al rodapié y escribimos la altura en el papel adhesivo.

3. En el caso de prendas superiores, es decir, si lo que necesita el niño o niña es que fabriquemos un polo, jersey, chaqueta o camiseta a medida, la forma correcta de hacerlo es la siguiente:

Largo prenda: la medida ha de ser tomada por la espalda, midiendo desde la costura de la nuca, bajando por la espina dorsal hasta llegar al largo deseado.

Ancho del tórax: para tomar la medida rodea el cuerpo por el punto más saliente del pecho y espalda, justo debajo de la axila. Después divide entre dos y el resultado es la medida correcta.

Largo de manga: es importante tomar la medida con el brazo flexionado midiendo desde la costura del cuello, pasando por el hombro, bajando por el exterior del codo hasta llegar a la muñeca. El total será la medida global de la manga.

tomando medidas
Uno de los patronistas de Camacho tomando medidas a un niño con dimensiones fuera del tallaje estándar. A pesar de sus 6 años presenta altura de un niño de 10 pero su anchura aún no corresponde a esta talla, por lo que los pantalones y mangas de una talla 8 siguen quedándoles cortos a pesar de que la cintura si le quede bien. Dadas sus peculiaridades hay que confeccionarle un uniforme especial con sus medidas.

4. En caso de que la medida que necesites sacar sea la de una prenda inferior de uniforme tal como falda o pantalón, largo o corto, es preciso que nos facilitéis la longitud resultante de medir estas tres proporciones:

Largo prenda: se saca midiendo por el costado, desde la cintura hasta el largo deseado.

Cintura: Rodea la cintura. Después divide entre dos y el resultado es la medida a considerar.

Cadera: Rodea la cadera por la zona más ancha de la misma, pasando por los glúteos. Después entre dos y ya tienes el resultado.

Una vez listas las medidas, es hora de enviarlas al equipo de patronistas de CAMACHO junto con la edad del niño o niña. Gracias a la experiencia, destreza y exactitud de las medidas facilitadas, CAMACHO elaborará un uniforme 100% adaptado a las necesidades anatómicas del niño o niña.

Para crear un uniforme de estas características, los padres tienen que tener en cuenta el trabajo que existe detrás. Implica hacer un patronaje a medida para un solo niño, un corte especial, configurar máquinas de bordado y cosido para fabricar una sola prenda. Un sobrecoste que hemos de repercutirlo en el precio de la prenda final aunque, aun siendo así, el importe no cubra el valor real de la fabricación.

Esperemos que os haya servido y que todos los niños y niñas de los colegios a los que sirve CAMACHO estén muy contentos y cómodos con sus nuevos uniformes. Recuerden que CAMACHO no cierra en vacaciones.

Read 2476 times

Compártelo con tus contactos:

Leave a comment

Le informamos que nuestra web utiliza "cookies" propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Si continúa navegando, consideramos que acepta el uso de cookies. Ver Política Cookies