El uniforme escolar, freno para el acoso en los colegios

Martes, 17 Enero 2017 Escrito por Departamento de Comunicación
Valora este artículo
(7 votos)

Con cierta frecuencia los medios de comunicación nos alertan de dramáticas noticias marcadas por el acoso escolar (o bullying, en inglés). Se tratan de hechos que jamás deberían suceder, primero por la violencia que conlleva y –segundo- por tratarse de personas en edad infantil que les puede marcar para el resto de su existencia. En Camacho somos más que fabricantes de uniformes escolares. Nos situamos al lado del Colegio e intentamos ofrecer soluciones encaminadas a mejorar no sólo la excelencia académica, sino erradicar conductas deplorables de este estilo. ¿Quieres saber cómo un simple uniforme escolar puede ayudar a prevenir el acoso en los colegios?

Para un Centro Educativo, quizás el mejor punto de partida para detener el acoso escolar sería identificar del modo más claro posible tanto al acosador como al acosado. En Camacho nos relacionamos con los mejores perfiles en cada área y –para tratar tan espinoso asunto- nos hemos puesto en contacto con Dª Irene López Assor, psicóloga especializada en esta materia, quien nos ha ayudado a identificar a estos dos niños y –sobre todo- cuándo existe acoso escolar.

Según ha manifestado López Assor, "el niño acosador, en la mayoría de los casos, sufre en su entorno próximo algún tipo de maltrato físico y/o psicológico, sintiéndose en la necesidad de hacer algo para demostrar que sí valen y que son importantes; se trata, en definitiva, de líderes artificiales que buscan un apoyo entre sus iguales para destacar e imponer sus normas. Y, para ello, someten a otros y los controlan. Además, son niños que recurren de manera sistemática a la violencia para resolver sus conflictos”.

Frente a este prototipo figura el del niño acosado. Si bien en un principio se les etiquetaba como niños más débiles, López Assor evalúa una serie de características que “favorecen” ese acoso escolar: rasgos físicos diferentes a los demás (gordito, bajo, excesivamente alto), empleo de gafas; signos de escasez económica de su familia representada en ropa y accesorios de baja calidad (la guerra por vestir marcas caras), etc.

  Los padres han de estar alerta ya que el acoso hoy se origina en el aula y en las redes sociales. De modo que se hace necesario no sólo prevenir a los hijos, sino también darles herramientas para que sepan poner límites cuando se sientan agredidos; y, por supuesto, ponerlo en conocimiento cuanto antes

acoso3En este sentido, el empleo del uniforme escolar en los colegios evita de raíz esa discriminación socioeconómica de las familias. En el momento que todos los alumnos de un colegio visten por igual, la guerra de “marcas”, donde los niños exhiben jerseys, pantalones, polos o camisetas de costosas firmas, se diluye: todos vestirán de igual manera al margen de la capacidad financiera de cada familia. Con anterioridad ya en este blog numerosas autoridades dentro del ámbito educativo, como Alfonso Aguiló (CECE) o Luis Carbonel (CONCAPA), han puesto de relieve la importancia del empleo del uniforme escolar para evitar desigualdades entre los niños ocasionadas por sus vestimentas; al margen de otros beneficios como el orgullo de los alumnos que portan en sus uniformes los colores corporativos o el escudo de su Congregación o Fundación educativa.

acoso

 

¿Sabrías identificar cuándo un niño está siendo acosado?
En Uniformes Escolares Camacho nos tomamos con el máximo respeto, interés y prudencia asuntos relacionados con el bienestar de los menores. En este sentido, detectar cuándo un niño está siendo fruto de un acoso es vital. Para ello, psicólogos expertos apuntan diversas señales que –como profesionales de la docencia- debemos tener presentes:

bulling niño triste1. Ver los silencios: si observamos a un niño más callado de lo normal –o más sensible- puede ser la primera señal de alarma. Así, conviene incrementar la atención de este niño en los ámbitos sociales en la escuela: aulas, patios, comedor...
2. Observar sus manifestaciones artísticas: si un niño no dibuja a sus padres (sus referentes) o no emplea colores (utilizando tonos neutros grises), también puede ser ésta una señal de alarma importante.
3. Alteraciones de su estado anímico. Se vuelve triste y expresa su falta de deseo por ir al colegio, incluso llorando por las mañanas.
4. No quiere salir ni siquiera con sus propios amigos. Los juegos suelen ser solitarios.
5. Manifestaciones físicas: dolores de cabeza y pesadillas por la noche, llegando incluso a vómitos y fiebre. Podrían llegar a evidenciarse – en caso de agresiones físicas- rasguños, golpes o moratones en zonas poco comunes.
6. Disminución en el rendimiento escolar. Decrece su interés, atención y concentración; incluso hasta en sus propias cosas, como la forma de vestir.

Ante la presencia, aislada o conjunta, de una o varias de las señales anteriormente expuestas, en Uniformes Escolares Camacho estimamos oportuna la puesta en marcha de acciones conjuntas formadas por la triada colegio-niño/familia-profesor.

Si quiere recibir más información sobre Uniformes Escolares Camacho no dude en contactar con nosotros Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

Visto 2468 veces

Compártelo con tus contactos:

Déjanos tu comentario:

Le informamos que nuestra web utiliza "cookies" propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Si continúa navegando, consideramos que acepta el uso de cookies. Ver Política Cookies