Reportar comentario

La familia Campos-Jiménez desde Barcelona lamenta profundamente la pérdida de este nuestro gran amigo y excelente profesional.

A toda nuestra familia le enorgullece haber tenido la posibilidad de conocerlo y de encontrarnos entre sus amigos, y especialmente a mí, que crecí teniéndolo a mi lado casi cada fin de semana.

Divertido, afable, aventurero y emprendedor, Antonio era una de esas personas que te contagiaba las ganas de vivir y de hacer cosas.

Nos deja un importante legado que a buen seguro Maribel, Christian y Lorena sabrán conducir con el buen criterio transmitido por Antonio.

Desde Barcelona, recibid toda la familia nuestro apoyo y cariño, especialmente de mis padres, Manuel Campos y Teresa Jiménez, y también de mis hermanos, Lola y Javier.

Un abrazo muy fuerte y ánimo.

Le informamos que nuestra web utiliza "cookies" propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Si continúa navegando, consideramos que acepta el uso de cookies. Ver Política Cookies